jueves, 5 de diciembre de 2013

¡El lobo ataca!

                                                   Dibujo de Universo Pamp.

El lobo saltó la valla del parque y uno tras otro, empezó a comerse a los niños. Ellos corrían chillando.
Miguel le ofreció caramelos para que no se lo comiera, pero él no quería caramelos, solo niños.
Julián intentó ser su amigo para poder razonar con él, pero no necesitaba amigos, solo comer.
Y Angelita lloraba mientras el lobo se la comia.
–No llores así, niña –se lamentaba–, ¿no ves que soy el lobo y te tengo que comer?

7 comentarios:

  1. Hoy me han dicho que esto es un cuento infantil, pero no estoy seguro de ello.
    Espero que os guste.

    ResponderEliminar
  2. Eso es lo que digo yo. Soy un vampiro ¿por qué te extraña que te muerda? :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. –¿Es verdad lo que dicen de Pamp?
      –¿Qué es lo que dicen de Pamp?
      –Pues eso, que es un vampiro.
      –No hay un nombre para lo que es él.

      X) X) X) X) X) X) X) X) X) X) X)

      Eliminar
  3. Ñam, ñam...

    Hola, Dabid. Me alegra volver a verte con ese humor negro tan tuyo. Besitos, Arancha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Caramba, Arantxa, cuanto tiempo sin verte por el hostal!
      Ya te andaba buscando en "Sin noticias de Alice".

      Eliminar
  4. Está claro, el instinto animal no se puede cambiar, un lobo es un lobo.
    Ya veo que tu instinto en los relatos cada vez es más incisivo. Yo tampoco tengo claro si es un cuento infantil. A no ser que pretendas que tengan pesadillas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmmmmm, pesadillas infantiles, que apetitosas…

      Eliminar